Desde el comienzo de los Data Centers modernos

Desde el comienzo de los Data Centers modernos

Desde el comienzo de los Data Centers modernos

la temperatura de los servidores y equipos IT han sido una preocupación constante respecto en las condiciones ambientales

Haciendo que la construcción, distribución e implementación física de los Data Centers hayan mejorado constantemente

Amenazas del medio ambiente en Data Centers
Las principales amenazas físicas en los Data Centers son:

Temperatura
Hay muchos lugares físicos en los Data Centers donde la temperatura es crítica:

La temperatura del aire en los espacios como pisos elevados, sobre todo lejos de los CRACs (computer room air conditioning unit)
La temperatura del aire por enfrente de los racks en pasillos fríos (es decir, el aire de admisión para los servidores en los racks)
Temperatura del aire dentro de los equipos IT en los racks, especialmente si los racks están completamente cerrados
Humedad
No es raro que las lecturas de humedad en los Data Centers varíen con las condiciones de humedad al aire libre presentándose diversos riesgos como lo son:

Riesgo por condiciones de baja humedad en los Data Centers: Surge la amenaza de las descargas electrostáticas (ESD), que puede dañar los equipos IT.
Riesgo por condiciones de alta humedad en los Data Centers: Surge la posibilidad de condensación.
Fuga de líquido o agua
Fugas de agua o líquidos en los Data Centers son sin duda una preocupación. La gravedad de esta amenaza varía de acuerdo con los detalles de implementación, muchos sistemas utilizan líquidos o agua para la refrigeración de CRAC.
El impacto en los Data Centers de presentarse fugas de líquido o de agua es el daño de los sistemas electrónicos y cableados.

Posición de la puerta
La posición de las puertas de los racks y puertas de los Data Centers están directamente relacionada con las amenazas físicas del flujo de aire / aire acondicionado y control de acceso.

Falta de aire o controlador de CRAC
No todo CRAC tiene la capacidad de ser monitoreados vía red careciendo de la capacidad de gestionar el tratamiento de aire, la supervisión del estado de unidades CRAC, incluso a un nivel básico de contacto seco, puede reducir el impacto de fallas.

Leave a Reply